Horas antes, el presidente ruso, Vladímir Putin, declaró que el objetivo del operativo es “proteger a las personas que han sido objeto de abusos y genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años”.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, ha ofrecido este jueves un mensaje acerca del operativo militar lanzado por Rusia para defender Donbass.

En el comienzo de su discurso, el mandatario estadounidense acusó a su homólogo ruso, Vladímir Putin, de ser “agresor” y resaltó: “Hemos sido transparentes con el mundo, hemos compartido evidencia desclasificada sobre los planes de Rusia, ciberataques y falsos pretextos”.

“Hoy estoy autorizando fuertes sanciones adicionales, y nuevas limitaciones sobre lo que se puede exportar a Rusia”, declaró el mandatario estadounidense. “Esto va a imponer un severo coste a la economía rusa tanto de forma inmediata como a lo largo del tiempo”, agregó. “Putin eligió la guerra. Ahora, él y su país van a sufrir las consecuencias”, reiteró y aseveró que las sanciones de EE.UU. van a “degradar su industria aeroespacial, incluido su programa espacial”.

En particular, Biden anunció sanciones contra varios bancos, con activos valorados en un billón de dólares, incluido el VTB, con 250.000 millones de dólares en activos.
“Cada activo que tienen será congelado”, resaltó.

Asimismo, el mandatario indicó que ha conseguido una postura coordinada con los líderes del Reino Unido, la Unión Europea y Japón. “Acabo de hablar con los líderes del G7 esta mañana y estamos total y completamente de acuerdo. Limitaremos la capacidad de Rusia para hacer negocios en dólares, euros, libras y yenes, para ser parte de la economía global”, señaló.

Otro objetivo de las sanciones estadounidenses son las compañías estatales rusas, cuyo acceso al mercado de deuda será bloqueado. Además, Washington restringirá la mitad de las importaciones tecnológicas, así como el comercio de ciertas mercancías, para prevenir la modernización de la industria rusa.

Además, Biden anunció un nuevo despliegue de fuerzas terrestres y aéreas en el flanco oriental de la OTAN, aunque reiteró que las tropas estadounidenses no participarían en un conflicto directo en Ucrania. “Nuestras fuerzas no participan ni participarán en el conflicto”, aseguró. “Nuestras fuerzas no van a Europa a luchar en Ucrania, sino a defender a nuestros aliados de la OTAN y a tranquilizar a esos aliados en el este”, subrayó.

En la madrugada de este jueves, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció que ha decidido realizar “una operación militar especial” para defender Donbass. Durante un mensaje especial a los ciudadanos rusos, el mandatario detalló que el objetivo del operativo es “proteger a las personas que han sido objeto de abusos y genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años”.

Poco después, Biden calificó el operativo como “ataque no provocado e injustificado contra Ucrania” y sostuvo que Rusia es el único “responsable de la muerte y destrucción que traerá este ataque”.

Por su parte, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, anunció un paquete de sanciones económicas “más grande y más severo” que Rusia “ha visto jamás”. Entre las medidas está el congelamiento de los activos de todos los principales bancos rusos, incluido el VTB, uno de los principales bancos universales de Rusia y el mayor en términos de capital autorizado, así como la prohibición de las operaciones en Reino Unido de la aerolínea Aeroflot, la compañía bandera de Rusia.

Leave a Reply

Your email address will not be published.