Con la finalidad de contribuir a que disminuya la cantidad de secuestros y robos de niños y niñas recién nacidos en hospitales públicos y clínicas privadas, fue presentado un proyecto de ley en el Senado que busca desde el Estado, a través del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, sean adoptadas medidas para garantizar la protección de esos infantes en el país.

La iniciativa establece la obligatoriedad de que los centros sanitarios implementen el uso de brazaletes electrónicos o un sistema análogo de seguridad electrónica en niños y niñas recién nacidos mientras permanezcan en sus instalaciones.

Además, dispone que hospitales y clínicas instalen cámaras de vídeo o circuitos cerrados con equipos de grabación en las salas de recién nacidos, obstetricia, departamentos de pediatría, ascensores, pasillos de las unidades especializadas, en las entradas y salidas, escaleras, salidas de emergencia.

Entre las otras medidas que deberían implementar los centros sanitarios figuran establecer un riguroso control para prohibir la entrada de visitantes en las áreas de recién nacidos y adoptar un estricto procedimiento para identificar a los empleados, personal voluntario y autorizado para atender a esos neonatos.

Igualmente, de aprobarse esa iniciativa depositada el pasado 20 de enero en el Senado por el senador por Hato Mayor, Cristóbal Castillo, los hospitales y clínicas deberán establecer un registro de visitantes que garantice la identidad de los mismos cuando éstos acudan a las unidades especializadas.

Fuente ; http://Diario Libre

Leave a Reply

Your email address will not be published.