Algunos alimentos tienen mala fama, es verdad, y la creencia popular indica que no son saludables. Sin embargo, consumidos con moderación, esto puede no ser tan así ¡Mira de qué alimentos hablamos!

Huevos: se los ha acusado de ser uno de los causantes en el aumento del colesterol. De hecho, se recomienda consumir huevos con constancia, daada su gran cantidad de nutrientes, siempre cuidando su correcta cocción.

Chocolate: si lo consumes con moderación, no te hará engordar y te traerá muchos beneficios. Estamos hablando del chocolate negro, de 70% cacao o más. Son una buena fuente de antioxidantes, que combaten el envejecimiento y mejorar la función cerebral y cardiovascular.

Pan: hay muchos mitos sobre el pan, pero lo cierto es que es un alimento que ha estado en todas las dietas desde tiempos inmemorables. Es una fuente de carbohidratos, proteínas, magnesio, zinc y otros minerales fundamentales para el cuerpo humano, y un producto la mar de recomendable para cualquiera que quiera llevar una dieta equilibrada, siempre que se consuma con moderación.

Sal: conviene evitar los excesos, eso está claro, principalmente para aquellas personas con hipertensión, pero no se recomienda eliminarla del todo. La sal regula el equilibrio de líquidos en el cuerpo, y diversos estudios han demostrado sus propiedades antidepresivas y circulatorias, gracias a su alto contenido en sodio. Este mineral desempeña un papel fundamental en las contracciones musculares, el impulso nervioso y la actividad cardíaca.

Café: el problema es igual que en los casos anteriores y aparece si se lo consume en exceso, pero diversos estudios señalan sus múltiples propiedades: aumenta la presión sanguínea y reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Por otra parte, es un potente quemagrasas y mejora nuestro rendimiento físico. Eso sí, no conviene tomar más de dos tazas al día, a poder ser sin azúcar.

Fuente; http://Diario Libre

Leave a Reply

Your email address will not be published.