Moscú denunció que el incendio en la zona de esa central nuclear se trató de una provocación realizada por las unidades de nacionalistas ucranianos.

El Departamento de Estado de EE.UU. envió un “mensaje urgente” a todas las embajadas del país norteamericano en Europa para que no compartan el tuit publicado este viernes por la misión diplomática estadounidense en Kiev, en el que acusaba a Rusia de haber cometido un supuesto “crimen de guerra” en la central nuclear ucraniana de Zaporizhia, informa la NBC News.

La cuenta oficial de Twitter de la Embajada de EE.UU. en Ucrania, tuiteó que era “un crimen de guerra atacar una planta de energía nuclear” y acusó de los hechos al presidente de Rusia, Vladímir Putin.

La zona donde se encuentra la central de Zaporizhia, la más grande de Europa, sufrió la noche de este jueves un incendio en medio de las acciones militares que se desarrollan en el país. La planta, el territorio cercano a ella y la urbe están bajo control de los efectivos rusos. El Ministerio de Defensa de Rusia comunicó que unidades de nacionalistas ucranianos fueron quienes provocaron los hechos.

“URGENTE: No Retuitear el tuit”

Poco después de que la Embajada estadounidense publicara dicho tuit, el Departamento de Estado envió un memorando a sus oficinas de asuntos públicos en las misiones diplomáticas, pidiéndoles que no respaldaran esas acusaciones.

“URGENTE: No hagan/No Retuitear el tuit de la Embajada de Kiev sobre el reactor [nuclear]”, decía el correo electrónico enviado por el Departamento de Estado y al que ha tenido acceso la NBC News. “Todos, no retuiteen el tuit de la Embajada de Kiev sobre el bombardeo de las instalaciones como un posible crimen de guerra. Si lo ha retuiteado, eliminen la publicación lo antes posible”, instó.

Desde el Ministerio de Defensa de Rusia denunciaron que “el régimen de Kiev hizo un intento de llevar a cabo una provocación monstruosa en el territorio adyacente a la central nuclear”, atacando a los militares rusos que patrullaban la zona. Los efectivos rusos repelieron el ataque y destruyeron el lugar desde donde provinieron los disparos.

Los equipos de bomberos que llegaron al lugar lograron extinguir el fuego. “Todo esto demuestra la intención criminal del régimen de Kiev o la completa pérdida de control de Zelenski sobre las acciones de los grupos de sabotaje ucranianos con mercenarios extranjeros”, criticó el portavoz de la cartera, Ígor Konashénkov.

Por su parte, el director del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Mariano Grossi, informó este viernes que los sistemas de seguridad de la planta nuclear de Zaporizhia no están afectados, y que tampoco se registró liberación de material radiactivo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *