El portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Ígor Konashénkov, informó que parte de los agresores “fueron liquidados, el resto se dispersaron. Los rehenes y los edificios del monasterio no sufrieron daños”.

Unidades de nacionalistas ucranianos asediaron un monasterio ubicado en el asentamiento de Nikólskoye de la región de Donetsk, instalando puestos de tiro en su territorio, y tomaron como rehenes a alrededor de 300 civiles y monjes, declaró este domingo el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, Ígor Konashénkov.

“Durante la liberación de este asentamiento por parte de unidades rusas, algunos de los nacionalistas fueron liquidados, el resto se dispersaron. Los rehenes y los edificios del monasterio no sufrieron daños”, informó el vocero.

Leave a Reply

Your email address will not be published.