El precio del paladio se disparó recientemente y esta semana estableció un récord histórico al superar los 3.400 dólares por onza troy.

Tras las sanciones impuestas contra Rusia por su operación militar en Ucrania, varios países empezaron a buscar nuevas fuentes de suministro de materias primas, entre ellas el paladio y otros metales del grupo del platino, pero los suministradores alternativos del material admitieron que no pueden llenar la brecha rápidamente, recoge Reuters.

Los precios del paladio, así como de otras materias primas, se dispararon tras el inicio del operativo militar ruso. Este lunes, el costo de ese metal estableció un récord histórico al superar los 3.400 dólares por onza troyinforma TASS.

El incremento del precio fue provocado por los temores de que Rusia —cuya proporción en el mercado del paladio es de casi el 40%— no podrá suministrar el metal. Los problemas al respecto pueden surgir directamente como consecuencia de las sanciones o por la restricción del uso del espacio aéreo de otros países, indicó a la agencia el jefe de análisis del mercado de valores de Alfa Bank, Borís Krasnozhénov.

Tinglong Da, profesor de la Universidad Johns Hopkins, escribió en un artículo para The Conversation que Ucrania produce un 90% del neón que se usa para producir semiconductores en EE.UU., mientras que Rusia suministra al país norteamericano más de un tercio de su paladio, también para la producción de semiconductores. En las condiciones actuales, “algunas interrupciones [en las cadenas de suministro] son inevitables”, sostuvo. “Y esto llega en un momento en el que el mundo está todavía sufriendo una grave escasez de chips, que ha reducido la producción de autos y ha elevado el precio de coches nuevos y usados”, declaró.

“No es una solución rápida”

Reuters señala que, en estas condiciones, varios compradores del metal decidieron dirigirse a otros suministradores. En ese sentido, la compañía Sibanye-Stillwater, con sede en Sudáfrica, dijo que recibió la solicitud de producir más metales del grupo del platino, admitiendo que es posible pero difícil aumentar los volúmenes de producción en tan poco tiempo.

“No es una solución rápida y generalmente todavía llevará meses o incluso años antes de que los beneficios sean aparentes”, indicaron desde la empresa.

Al mismo tiempo, otro suministrador de paladio, South Africa’s Impala Platinum, también dijo tener capacidades limitadas para llenar el vacío en el mercado.

El paladio desempeña un papel clave en la producción de coches, y el director ejecutivo de Sibanye-Stillwater, Neal Froneman, declaró la semana pasada que el alto precio del metal puede provocar que los fabricantes de autos empiecen a sustituirlo por platino. El precio de este último metal también aumentó recientemente, pero no a la misma escala que el paladio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.