El escándalo se desató luego de que el mandatario de Perú respondiera a la CNN sobre la posibilidad de ceder el acceso al mar a Bolivia.

El presidente de Perú, Pedro Castillo, presentó un ‘habeas corpus’ ante el Poder Judicial para solicitar la nulidad de la denuncia en su contra por traición a la patria, y el proceso ha sido admitido a trámite, informó el equipo legal del jefe de Estado. 

Según publicó RPP, el documento entregado por el abogado Eduardo Pachas está dirigido “contra los señores congresistas” que aceptaron la denuncia contra Castillo. Para la defensa del mandatario, se está cometiendo una “presunta vulneración del derecho a la libertad individual”, sumado a la posible violación del debido proceso, los principios de legalidad e inaplicabilidad de la ley penal, la presunción de inocencia y la libertad de conciencia.

El origen de las acusaciones contra el jefe de Estado se remite a una entrevista con CNN a fines de enero, en la cual el periodista le consultó sobre sus posibles intenciones de cederle a Bolivia un acceso al mar. La pregunta se produjo porque antes de ser presidente, Castillo se había expresado a favor de esta idea.

Durante el reportaje, Castillo contestó: “Le consultaremos al pueblo, para eso se necesita que el pueblo se manifieste”. También dijo: “Jamás haría cosas que el pueblo no quiera”. Y, ante la afirmación del comunicador de que el político quiere ceder el mar, el dirigente respondió: “No es mi intención”. Además, consideró que los periódicos opositores titularán que “Castillo quiere ceder el mar para Bolivia”, quitando sus frases de contexto. 

Tras producirse estos comentarios, la oposición política presentó su denuncia contra el mandatario, que fue aceptada por la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso el 28 de febrero. En contrapartida, para el equipo legal presidencial se tergiversaron los dichos porque Castillo negó públicamente que tenía la intención oficial de cederle el acceso al mar al país vecino.

Sin embargo, la presidenta de la Subcomisión, Rosio Torres, dijo que se rigen “en base al reglamento del Congreso”, y que no tendrán “imposiciones del Poder Judicial”. Con ese tono, afirmó que el proceso contra el jefe de Estado va a seguir su curso: “Sobre sus estrategias políticas, nosotros seguimos con el trabajo, nuestro trabajo no se va a enfriar, va a continuar”. 

“No se entrega soberanía”

El planteo de la defensa, expresado ante el juez constitucional Juan Fidel Torres Tasso, es que no se cometió un hecho concreto, más allá de un reportaje con varias interpretaciones. Para el letrado, no se atenta contra la soberanía nacional “toda vez que no se está dando salida al mar a Bolivia ni tampoco se le está entregando soberanía del mar peruano”. Además, dijo, Castillo “no es militar ni policía en actividad, por tanto, no tiene ni puede cometer el delito de traición a la patria por el Código de Justicia Militar”. Sin embargo, la denuncia sigue su trámite en el Poder Legislativo.

Por su parte, a los pocos días de la entrevista el mandatario pidió perdón por sus dichos: “Sí, me expresé mal, pido disculpas a nuestro pueblo. Quiero nuevamente decirle que nada haré en mi Gobierno sin consultar al pueblo”. También subrayó que “no podría ceder ni un centímetro del territorio peruano a otro país”. 

Entre tanto, la semana pasada la alianza opositora Renovación Popular presentó un pedido de moción de censura contra el presidente por “incapacidad moral”, el segundo que enfrenta en sus siete meses de mandato.

En esta nueva oportunidad, la oposición plantea que se cometieron casos de corrupción, junto al nombramientos fallido de varios ministros. Al respecto, Castillo agradeció este domingo a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) por haber expresado su apoyo ante este intento por destituirlo. 

Si te ha parecido interesante, compártelo con tus amigos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.