Charles Michel detalló que la posible adhesión de Ucrania a la UE es “una cuestión delicada, sobre la que no todos los países europeos opinan igual”.

En una entrevista concedida al diario El País tras la reunión de los líderes de la Unión Europea en Versalles para abordar la posible membresía de Ucrania en la UE, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, afirmó que Bruselas no quiere agravar el conflicto en el país eslavo, ya que ello podría desembocar en una nueva guerra mundial.

“Rusia es una potencia nuclear y somos muy conscientes de que si este conflicto se convierte en el de la OTAN contra Rusia, caeremos en la Tercera Guerra Mundial“, dijo el alto diplomático, al señalar que el estatus de un Estado nuclear da una “dimensión de una naturaleza diferente” a la situación.

Al mismo tiempo, enfatizó que la UE intenta apoyar a Kiev lo máximo posible —”incluso rompiendo tabúes“— a través de diferentes instrumentos como las sanciones económicas y la asistencia militar. De acuerdo con Michel, las entregas de armas por parte de ciertos países de la UE a Ucrania no presuponen su participación en el conflicto. “La Unión Europea no está en guerra con Rusia. Apoyamos a Ucrania con medios militares, humanitarios y financieros”, explicó.

Hablando de las “fuertes” sanciones impuestas contra Rusia tras el inicio de su operación militar en el país vecino, Michel precisó que en Europa son conscientes de que las restricciones no van a resolver la situación de inmediato. No obstante, opinó también que las sanciones tienen un impacto en forma de la “negociación directa” entre Moscú y Kiev. “No somos ingenuos, no es suficiente, y hay dudas sobre la sinceridad de las negociaciones”, afirmó el presidente del Consejo Europeo, quien también agregó que el bloque comunitario prepara una “opción adicional” que podrá ser activada “de manera concertada” en el momento adecuado.

“Una cuestión delicada”

En cuanto a las causas de la situación, Michel afirmó que representan “un cóctel de elementos”. Detalló que, si bien la posible adhesión de Ucrania a la UE no fue la razón principal del conflicto, esta es “una cuestión delicada, sobre la que no todos los países europeos opinan igual“. “Los acuerdos de asociación tienen un enorme potencial que está subestimado”, dijo Michel. 

Preguntado sobre las relaciones entre el bloque y el presidente de Rusia, Vladímir Putin, el diplomático señaló que opta por “el pragmatismo”. “Necesitamos hablar con quien está en el Kremlin hoy”, afirmó. Al mismo tiempo, Michel subrayó que las tareas más urgentes son el acceso humanitario, los centrales nucleares y las negociaciones de paz.

Leave a Reply

Your email address will not be published.