El paciente que participó en la investigación sufre un tipo de esclerosis lateral amiotrófica avanzada que afecta sus capacidades motrices y lingüísticas.

Un grupo de investigadores de instituciones científicas suizas y alemanas aseguró que un hombre con parálisis total que no puede hablar fue capaz de volverse a comunicar gracias a la implantación de un dispositivo basado en la tecnología de interfaz cerebro-computadora (BCI, por sus siglas en inglés), informó este martes el Centro Wyss de Bioingeniería y Neuroingeniería (Suiza).

“Este estudio responde a una pregunta de larga data sobre si las personas con síndrome de enclaustramiento completo (CLIS), que han perdido todo el control muscular voluntario, incluido el movimiento de los ojos o la boca, también pierden la capacidad de su cerebro para generar comandos para la comunicación”, comentó Jonas Zimmermann, neurocientífico del Centro Wyss y coautor de la investigación, publicada en la revista Nature Communications.

De acuerdo con Zimmermann, previamente se habían obtenido comunicaciones satisfactorias mediante la utilización de la BCI en personas con parálisis, pero que esta es la primera vez que una persona que “no tiene movimiento voluntario remanente” puede comunicarse a través de la BCI.

Wyss Center for Bio and Neuro Engineering

Tecnología inteligente empleada para descifrar un mensaje

La investigación, la cual se ha venido realizando desde hace dos años, ha contado con la participación de un paciente de unos 30 años a quien le fue diagnosticado un tipo de esclerosis lateral amiotrófica (ELA) avanzada que afecta sus capacidades motrices y lingüísticas.

Los científicos implantaron de forma quirúrgica en la corteza motora del paciente dos conjuntos de microelectrodos intracorticales que se encargan de registrar sus señales cerebrales, las cuales son decodificadas por un modelo de aprendizaje automático en tiempo real, con el propósito de determinar una respuesta afirmativa o negativa.

Posteriormente, el paciente aprendió a utilizar la neuro-retroalimentación auditiva de la BCI para confirmar o rechazar las letras del alfabeto, que eran dictadas en un tono alto por un programa ortográfico, lo que le permitió formar palabras y oraciones completas.

Paralelamente, los científicos se encuentran trabajando en otro dispositivo BCI implantable de forma inalámbrica llamado Ability, cuyo objetivo es detectar y procesar señales en áreas muy específicas del cerebro humano sin la necesidad de ningún componente percutáneo.

Wyss Center for Bio and Neuro Engineering

Leave a Reply

Your email address will not be published.