El aumento de operaciones estaría relacionado con la nueva estrategia de “disuasión integrada” de Washington para reforzar su presencia militar avanzada en la región para contrarrestar la supuesta “la extralimitación de China”.

Expertos chinos advierten que el riesgo de que se produzca un conflicto militar en el mar de la China Meridional está aumentando, luego de que Estados Unidos haya intensificado significativamente sus operaciones durante el último año.

En un informe “incompleto” publicado el pasado viernes por la Iniciativa de Sondeo de la Situación Estratégica en el mar de la China Meridional (SCSPI, por sus siglas en ingles), se reveló que, tan solo en el 2021, los grupos de desembarco anfibio y de ataque de portaviones estadounidenses llevaron a cabo 12 ejercicios en dicho mar, casi el doble que el año anterior, y además se registraron al menos 22 salidas de bombarderos estratégicos y 11 tránsitos de submarinos nucleares.

La SCSPI, que rastrea material de fuente abierta sobre las operaciones militares en esta región, también reveló en su informe que, durante el año pasado, EE.UU. realizó 1.200 vuelos de reconocimiento, mientras que sus buques espía llevaron a cabo frecuentes operaciones en las aguas durante un total de 419 días de navegación. Asimismo, se informó que “las operaciones mensuales de reconocimiento alcanzaron un nuevo récord”, con un total de 94 salidas con grandes aviones espías en noviembre.

Expertos chinos advierten que el riesgo de que se produzca un conflicto militar en el mar de la China Meridional está aumentando, luego de que Estados Unidos haya intensificado significativamente sus operaciones durante el último año.

En un informe “incompleto” publicado el pasado viernes por la Iniciativa de Sondeo de la Situación Estratégica en el mar de la China Meridional (SCSPI, por sus siglas en ingles), se reveló que, tan solo en el 2021, los grupos de desembarco anfibio y de ataque de portaviones estadounidenses llevaron a cabo 12 ejercicios en dicho mar, casi el doble que el año anterior, y además se registraron al menos 22 salidas de bombarderos estratégicos y 11 tránsitos de submarinos nucleares.

La SCSPI, que rastrea material de fuente abierta sobre las operaciones militares en esta región, también reveló en su informe que, durante el año pasado, EE.UU. realizó 1.200 vuelos de reconocimiento, mientras que sus buques espía llevaron a cabo frecuentes operaciones en las aguas durante un total de 419 días de navegación. Asimismo, se informó que “las operaciones mensuales de reconocimiento alcanzaron un nuevo récord”, con un total de 94 salidas con grandes aviones espías en noviembre.

Leave a Reply

Your email address will not be published.