El portavoz del Kremlin subrayó que la Constitución rusa impide negociar “el destino de las regiones rusas”, dando a entender que las actuales negociaciones con Ucrania no son una excepción.

Rusia no va a negociar con nadie el estatus de la península de Crimea, que considera parte de su territorio nacional, ha declarado este miércoles ante la prensa el portavoz del presidente ruso, Dmitri Peskov.

“Crimea es parte de la Federación de Rusia y, según nuestra Constitución, no podemos negociar con nadie el destino de los territorios de Rusia, el destino de las regiones rusas. Está fuera de discusión, está escrito en nuestra Constitución”, afirmó Peskov, al tiempo que agregó que el Gobierno ruso no va a compartir detalles de las negociaciones con Ucrania.

El vocero del Kremlin señaló que, por ahora, Moscú no puede anunciar “grandes avances” o “algo muy prometedor” después de la última ronda de negociaciones con Kiev, que tuvo lugar este martes en Estambul, y añadió que “todavía queda mucho trabajo por hacer”.

“Lo positivo es que la parte ucraniana al menos ha empezado a formular concretamente sus propuestas y a exponerlas por escrito. Hasta ahora no lográbamos conseguirlo. Es un factor positivo”, manifestó Peskov, quien subrayó que nadie calificó como positivo, en general, el desenlace de las consultas y recordó que “es muy importante entender los matices”.

  • Tras las negociaciones de este martes, Moscú se comprometió a “reducir drásticamente la actividad militar en dirección a Kiev y Chernígov”, mientras la parte ucraniana confirmó su intención de asumir un estatus neutral y no nuclear bajo garantías jurídicas internacionales.
  • En sus propuestas, la delegación de Kiev sugirió que el estatus de Crimea y Sebastopol podría ser objeto de negociaciones durante un período de 15 años, durante el cual se descarta el uso de la fuerza para resolver la disputa tanto por parte de Ucrania como de Rusia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *