El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Zhao LijianGreg Baker / AFP

En lugar de rebajar la tensión, Washington no ha dejado de echar leña al fuego para agravar el conflicto y sacar provecho de la crisis, estima el vocero de la Cancillería china.

Los movimientos de la OTAN, liderada por Estados Unidos, “aumentaron la tensión entre Rusia y Ucrania hasta el punto de ruptura”, valoró en rueda de prensa este martes el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Zhao Lijian.

“En lugar de tomar medidas reales para aliviar la situación, EE.UU. ha estado echando incesantemente leña al fuego, agudizando el conflicto, obligando a otros países a tomar partido y creando un efecto escalofriante de ‘amigo o enemigo'”.

Asimismo, el vocero comentó los resultados de un sondeo de opinión pública llevado a cabo en la red social Weibo sobre cómo perciben los ciudadanos chinos el papel de EE.UU. en la situación de Ucrania. Más del 89 % de los participantes coincidieron en que el país norteamericano utiliza la crisis para reforzar su posición hegemónica e intimidar, mientras que solo el 5,6 % consideraron imparcial y justa la postura de Washington.

Zhao afirmó que tampoco cree que la postura estadounidense represente “otra cosa que hegemonía e intimidación” y resumió la agenda de Washington en “echar la culpa, hacer provocaciones, sacar provecho de la situación y buscar espacio para controlar a China y Rusia simultáneamente”.

“Bajo la bandera de la democracia, la libertad y los derechos humanos, EE.UU. instiga las ‘revoluciones de color’, que provocan disputas regionales, y llega incluso a librar guerras directas contra otros países que agravan las tensiones en materia de seguridad regional y mundial”, criticó el portavoz de la Cancillería china. A su juicio, los objetivos de esta política y de la coerción económica de Washington son “sacar provecho de la inestabilidad” y “reprimir y contener a otros países”.

En este contexto, Zhao recomendó a los estadounidenses estar más atentos a la opinión pública que existe en el resto del mundo, incluida China, así como abandonar la mentalidad de la Guerra Fría y dejar de “buscar su seguridad absoluta a expensas de los demás”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.