El ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu. Alona Nikolayevych / Avalon / Legion-Media

Desde el inicio del operativo militar de Moscú, los socios de la Alianza Atlántica han proporcionado a Kiev más de 8.000 millones de dólares en ayuda militar.

El ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, aseguró este domingo que la OTAN no intervendrá en el actual conflicto entre Rusia y Ucrania, pero prometió que Ankara sí saldrá en defensa de sus aliados en la Alianza en caso de cualquier ataque.

“La posición de la OTAN es clara. No entraremos en la guerra de Ucrania, pero responderemos si se produce el más mínimo ataque a cualquier aliado”, afirmó el canciller, citado por el diario local Hurriyet.

Aunque el bloque militar no participa en el conflicto de forma directa, sus miembros suministran a Kiev diferentes tipos de armas y municiones. Este jueves el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, informó que los socios del organismo ya han proporcionado a Kiev más de 8.000 millones de dólares en ayuda militar desde el inicio del operativo militar de Moscú.

En paralelo, el jefe de la Alianza Atlántica estimó que “existe absolutamente la posibilidad de que esta guerra se alargue y dure meses y años“. En este sentido, recalcó que el bloque está listo para mantener su apoyo a Ucrania durante años.

Mientras, EE.UU. comparte algunos datos de inteligencia con Kiev, al tiempo que capacita a los soldados ucranianos en las instalaciones militares de Washington en Alemania. Entre otros países figura el Reino Unido que entrena a las fuerzas de Ucrania en Polonia para el empleo de los equipos británicos suministrados.

Papel de intermediario

En términos del actual conflicto, Ankara optó por mantener relaciones con las partes involucradas. Así, suministra a Kiev los drones Bayraktar, pero se niega a imponer sanciones contra Moscú. Además, a finales de marzo se celebró una ronda negociadora en la ciudad de Estambul entre las delegaciones de Rusia y Ucrania. Por su parte, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan ofreció acoger una reunión entre el mandatario ruso Vladímir Putin y su homólogo ucraniano Vladímir Zelenski.

Pese a ser el miembro de la OTAN, Turquía dispone de algunos sistemas de defensa rusos como las unidades del sistema antiaéreo S-400. Su compra provocó que EE.UU. expulsara a Turquía del programa de aviones de combate F-35.

  • Rusia criticó en reiteradas ocasiones los envíos de armas a Ucrania, declarando que la militarización del país aumenta el riesgo de que las armas “caigan en manos equivocadas” y provoque una escalada del conflicto armado.
  • Asimismo, el canciller ruso Serguéi Lavrov acusó este viernes a la OTAN de hacer todo para impedir que el conflicto termine mediante acuerdos políticos. En cuanto a los suministros de armas, Lavrov recordó que Rusia considera como objetivos legítimos los armamentos enviados por Occidente una vez que estén en el territorio ucraniano.

Fuente: RT

Leave a Reply

Your email address will not be published.