Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. Luis Barron / Eyepix Group / Gettyimages.ru

El presidente reveló que Díaz-Canel le había entregado una pistola que mandó a hacer el prócer Francisco I. Madero.

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador afirmó este lunes que la gira que realizó durante cuatro días en Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras y Cuba fue muy importante porque forma parte de su política de integración regional y permitió fortalecer los lazos de respeto y hermandad con estos países.

“Quiero expresar nuestro agradecimiento a los pueblos y a los gobiernos por el trato respetuoso, diría afectuoso, cariñoso, que nos manifestaron”, dijo al realizar un balance de los resultados de un viaje que se llevó a cabo en medio de una fuerte expectativa, ya que durante sus tres años y medio de Gobierno solo había salido del país para ir a EE.UU.

“Fue un viaje muy provechoso porque tenemos que ver hacia el sur y no darle la espalda a los países de nuestra América, buscar la unidad, relaciones respetuosas en los procesos de integración económica con América del Norte, especialmente con EE.UU.”, dijo.

El mandatario reiteró su idea de que la unidad regional debe culminar en “una especie de Unión Europea en América”, por lo que consideró trascendental que ningún país sea excluido de la la próxima Cumbre de las Américas, que se realizará en Los Ángeles.

López Obrador inició su recorrido el jueves en Guatemala, en donde se entrevistó con el presidente Alejandro Giammattei; luego fue recibido por Nayib Bukele en El Salvador, Xiomara Castro en Honduras y por el primer ministro Juan Antonio Briceño en Belice. Finalmente, el domingo se reunió en La Habana con su homólogo cubano, Miguel Díaz-Canel.

En Centroamérica, el mandatario mexicano ya exportó Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro, dos de los programas sociales más importantes de su Gobierno, y que apuntan a generar empleos para frenar la migración.

Como ejemplo de éxito, citó los casos de 30.000 guatemaltecos que trabajan en las fincas de café y de plátano del estado mexicano de Chiapas y que ya fueron inscritos en el seguro social para que se les otorgue atención médica; o el de El Salvador, en donde gracias a la aplicación de los programas sociales diseñados en México, ya son apoyados 10.000 productores agropecuarios y 10.000 jóvenes.

Con respecto a Belice, destacó el acuerdo para eliminar los aranceles que frenan la venta de productos de ese país hacia México, en particular  alimentos, pescados, mariscos, productos agrícolas y ganaderos.

Vacunas, un arma y una visita

López Obrador dedicó parte de su conferencia a evaluar de manera especial los resultados de la gira en Cuba, en donde firmó un convenio de cooperación en materia de salud que permitirá que médicos generales mexicanos realicen especializaciones en la isla, y que médicos cubanos puedan trabajar en hospitales mexicanos.

Además, el Gobierno de México comprará la vacuna contra el coronavirus para niños producida en Cuba.

“En el caso de Cuba, ustedes saben que, aun con la inconformidad de los conservadores, la relación de nuestros pueblos viene de lejos y ha sido muy fraterna”, dijo López Obrador al anunciar que Díaz-Canel le había entregado un arma que tiene un valor histórico, ya que se trata de una pistola que el expresidente Francisco I. Madero mandó a hacer para regalársela al revolucionario Francisco Villa, y que permanecía en Cuba.

Ambos son dos de los principales próceres mexicanos de principios del siglo XX y el presidente suele citarlos de manera recurrente en sus discursos.

“Esta pistola está llena de significados, es una joya que tiene que ver con la historia, vamos a ver en dónde la mostramos para que la gente pueda verla”, agregó. Por otra parte, López Obrador reveló que visitó al expresidente de Cuba, Raúl Castro, quien a sus 91 años está retirado de la política.

El mandatario admitió que sabe muy bien lo que provocan sus dichos sobre el país caribeño, que es objeto de añejas y permanentes polémicas.

“Pero venimos de un movimiento en el que siempre hemos luchado por la igualdad, la justicia y la independencia de los pueblos. No olvidemos los principios constitucionales de nuestra política exterior: no intervencionismo y autodeterminación de los pueblos”, dijo al refrendar su solidaridad con la isla.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *