El país controlado por los talibanes actualmente mantiene negociaciones con Moscú en materia empresarial y financiera.

Afganistán busca ampliar su cooperación con Rusia y está interesado en adquirir el petróleo y gas que produce el país euroasiático, afirmó a RIA Novosti el encargado diplomático interino de los talibanes* en Moscú, Jamal Nasir Garhwal.

“Estamos en conversaciones en materia empresarial y financiera”, comentó el encargado a la agencia rusa. “En cuanto a los enfoques específicos, nos interesa comprar el combustible, el gas, es […] lo que nuestro país necesita ante todo”, señaló.

También destacó que ahora nada puede obstaculizar el desarrollo del proyecto del gasoducto TAPI, ideado para transportar gas a través de Turkmenistán, Afganistán, Pakistán y la India a través de 1.814 kilómetros. La construcción comenzó en diciembre de 2015, pero el tramo que debía pasar por el territorio afgano era el más problemático debido a la inestabilidad interna del país.

“Queremos que el trabajo en el marco del proyecto TAPI continúe, que continúe nuestra cooperación en base al plan. Actualmente les interesa a muchos”, agregó el representante de los talibanes.

La creación del gasoducto fue promovida por el fallecido presidente de Turkmenistán, Saparmurat Niyázov, y recibió la aprobación de EE.UU. y organizaciones financieras internacionales. No obstante, la guerra en Afganistán obstaculizó los planes de las partes, que reconsideraron la viabilidad del proyecto.

* El movimiento talibán, designado como “organización terrorista” por el Consejo de Seguridad de la ONU, está declarado como grupo terrorista y prohibido en Rusia.

Fuente: RT

Leave a Reply

Your email address will not be published.