El ataúd con el cadáver de la periodista Shireen Abu Akleh de Al Jazeera llega a un hospital en el este de Jerusalén, el 12 de mayo de 2022. Ahmad Gharabli / AFP

Shireen Abu Akleh recibió un disparo en la cabeza este miércoles, mientras trabajaba en la ciudad palestina de Yenín, en Cisjordania.

Las fuerzas de seguridad de Israel han atacado este viernes a la multitud en la Ciudad Vieja del Jerusalén Oriental que llevaba el ataúd con el cuerpo de Shireen Abu Akleh, la periodista del canal catarí Al Jazeera asesinada esta semana. El medio culpó a las fuerzas israelíes de haber perpetrado deliberadamente el crimen “a sangre fría”

En los videos que circulan en redes se ve a los agentes golpear a los enlutados con porras y emplear otro equipo antimotín. El corresponsal de Al Jazeera en el terreno ha reportado sobre al menos cuatro asistentes detenidos. Dos de ellos quedaron bajo arresto por levantar la bandera palestina. “De hecho, eso es ilegal según la ley israelí”, cita el medio al reportero.

La procesión de hoy reunió a miles de palestinos. El cadáver de la periodista fue llevado desde la ciudad de Yenín (Cisjordania), donde ocurrió el ataque, hasta Jerusalén a través de las ciudades de Nablus y Ramala, cuyos habitantes rindieron tributo a la fallecida.
La víctima recibió un disparo en la cabeza este miércoles, mientras cubría una redada del país hebreo en Yenín, en Cisjordania. El Ministerio de Salud palestino y los periodistas de Al Jazeera indicaron que la mujer fue trasladada de urgencia a un hospital en estado crítico, pero los médicos no pudieron hacer nada para salvarle la vida. Según las autoridades de Catar, la reportera llevaba un chaleco de prensa cuando ocurrieron los hechos.

Aparte de Abu Akleh, un ciudadano palestino llamado Ali Samoudi que trabaja para el periódico Quds —con sede en Jerusalén—, resultó herido en la espalda. 

Ante las acusaciones de Al Jazeera, el Ejército de Israel aseguró que sus hombres fueron atacados con fuertes disparos y explosivos mientras operaban en Yenín, motivo por el que respondieron. Además, añadieron que abrieron una investigación al respecto. Por su parte, el presidente de Palestina, Mahmud Abbás, condenó lo sucedido y aseguró que llevará el caso a la Corte Penal Internacional.

Entretanto, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) publicaron un video que muestra escenas de tiroteos con sus agentes. “Estos pistoleros palestinos cerca de Yenín disparan de forma temeraria e indiscriminada mientras los soldados de las FDI actúan para detener a los sospechosos de terrorismo esta mañana. Esta es la realidad actual de Yenín: un bastión del terrorismo“, reza el tuit.

Abu Akleh empezó a trabajar para Al Jazeera en 1997 y desde entonces se convirtió en un “ícono” en Palestina y en el mundo árabe, señaló el canal catarí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *