“La Administración [Biden] no tiene una estrategia para ayudarnos a salir [de la crisis]”, se lamenta Tim Stewart, presidente de la Asociación de Petróleo y Gas del país norteamericano.

EE.UU. se ha sumido en la crisis energética más grave de los últimos años en medio de polémicas políticas de la Administración Biden que podrían perjudicar al sector, expresó este sábado Tim Stewart, presidente de la Asociación de Petróleo y Gas del país norteamericano, en declaraciones para Fox News.

“Estamos en la crisis más grave, posiblemente la crisis energética más desafiante en la que hemos estado en los últimos 50 años”, advirtió Stewart.

Los precios suben, cae la producción

Los precios de gasolina batieron un récord el pasado martes al situarse en los 4,374 dólares por galón (3,7 litros), siguiendo desde entonces una tendencia alcista, marcando un nuevo máximo de 4,452 dólares este sábado, según datos de la Asociación Estadounidense del Automóvil (AAA, por sus siglas en inglés).

Mientras, la Administración Biden anunció este miércoles que no procederá con el arrendamiento de tres territorios para la extracción del petrolero y de gas. En particular, el Departamento del Interior estadounidense reveló que cancela la subasta de derechos de perforación en Alaska debido a la “falta de interés por parte de la industria en arrendar en el área”. Asimismo, precisó que se cancelaron también dos arrendamientos de terrenos en el golfo de México por “fallos judiciales contradictorios”.

Medidas “contraproducentes”

En opinión de Stewart, dicha medida podría ser peligrosa en vista de la dinámica actual de los precios, ya que significa una reducción de la producción que “podría atrapar miles de millones de barriles en el suelo”. “La industria estaba muy interesada en estos arrendamientos, de lo contrario no habrían sido nominados”, agregó.

“La Administración [Biden] no tiene una estrategia para ayudarnos a salir [de la crisis]. Honestamente, todas las medidas que toman son contraproducentes para aquellos de nosotros que intentamos resolver este problema”, se lamentó. 

Por su parte, Patrick DeHaan, jefe de análisis de petróleo en la empresa GasBuddy, opinó en comentarios para Reuters que la situación no se resolverá al menos hasta el próximo año, “cuando más capacidad de refinamiento esté disponible en Oriente Medio y Asia”.

  • El pasado 8 de marzo, el presidente de EE.UU., Joe Biden, anunció la prohibición de importaciones de petróleo y de gas rusos.
  • Asimismo, reconoció que los precios del petróleo se incrementarán tras la prohibición impuesta, si bien prometió hacer “todo lo que pueda para minimizar” el alza de precios.

VIDEO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *