Dursun Aydemir / Anadolu Agency / Gettyimages.ru

Amenazas por correo electrónico fueron enviadas a más de 90 escuelas y lugares como la sede de la Presidencia, puentes, centros comerciales, restaurantes, el zoológico de Belgrado y un estadio.

Las amenazas de bomba que han provocado evacuaciones masivas en escuelas y lugares públicos de Serbia en los últimos días forman parte de la presión ejercida desde el extranjero contra Belgrado por su negativa a sancionar a Rusia por su operación en Ucrania, según afirmó la primera ministra del país, Ana Brnabic.

“Somos el único país de Europa que no ha impuesto sanciones a Rusia y las presiones son increíbles día a día. Y estos reportes de bombas son presiones del exterior debido a la no imposición de sanciones a Rusia”, declaró Brnabic en una entrevista televisiva este martes.

Se han enviado amenazas por correo electrónico a más de 90 escuelas y lugares como el edificio de la Presidencia, puentes, centros comerciales, restaurantes, el zoológico de Belgrado y un estadio de fútbol. Cuando los equipos de desactivación de bombas registraron los lugares, no encontraron ningún artefacto explosivo.

La primera ministra considera que los reportes sobre falsos atentados fueron cuidadosamente planificados y que “seguramente” procedían del extranjero, lo que se demuestra por el hecho de que hubo una alerta en el Tropicarium de Belgrado, que la mayoría de ciudadanos no saben que existe.

“Alguien se fijó en todo lo que podría ser una atracción turística. En nuestro país, el tropicario es pequeño y la mayoría no lo conoce, lo que demuestra que fue planeado por alguien que viene del extranjero, porque si a alguien de Serbia se le ocurriera, nunca enviaría una alerta al tropicario”, sostuvo Brnabic.

Vucic denuncia la hipocresía de Occidente

Por su parte, el presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, días antes volvió a denunciar la hipocresía de Occidente, esta vez dando como ejemplo el doble estándar de la Unión Europea con respecto a Kosovo, en cuya independencia sí insiste Bruselas, mientras se niega a escuchar las mismas reclamaciones de la región de Donbass y reitera que defiende la integridad de Ucrania, como se dejó constancia en la reciente declaración del G7.

“Dicen ‘nunca aceptaremos que las fronteras de Ucrania cambien ni un centímetro’. Y por eso están destruyendo la integridad territorial de Serbia y hablando de Kosovo como del corazón de Europa”, declaró Vucic el domingo pasado, entrevistado por el canal Prva.

Leave a Reply

Your email address will not be published.