VCG / Gettyimages.ru

El portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijian, declaró que Washington es el “maestro de la diplomacia coercitiva”.

EE.UU. se ha convertido en “la mayor fuente de caos en la paz y estabilidad internacionales” y no está capacitado para hablar de normas en absoluto, afirmó este lunes el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian, durante una conferencia de prensa. Los comentarios del vocero se produjeron en respuesta a las recientes declaraciones del secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, quien calificó la semana pasada a Pekín como el principal “reto” para el orden mundial.

“El discurso de Blinken sobre la política de China está lleno de mentiras e invierte el blanco y el negro, y la ‘base’ de su ataque a China es precisamente lo que hace hoy EE.UU. EE.UU. es el mejor situado para llevar el sombrero de plantear el ‘desafío más serio y a largo plazo’ al orden internacional”, manifestó. 

Asimismo, Zhao Lijian subrayó que las autoridades estadounidenses “no respetan el orden internacional basado en la Carta de la ONU y el derecho internacional“, subrayando que Washington “se ha convertido en la mayor fuente de caos para la paz y estabilidad internacionales y el mayor factor desestabilizador en el orden internacional”. Citó un informe de la Universidad de Brown, en el que se indica que “solo desde el 2001, las guerras y operaciones militares llevadas a cabo por EE.UU. en nombre del ‘antiterrorismo’ se han cobrado más de 800.000 vidas y han creado más de 20 millones de refugiados solo en Afganistán, Irak, Siria y otros países víctimas”.

El diplomático calificó al país norteamericano como “el mayor ‘destructor’ del orden internacional“, que “se aferra a su ‘centrismo americano’ ya su ‘excepcionalismo americano’, rompiendo tratados y retirándose de grupos a voluntad”. Según Zhao Lijian, EE.UU. “se disfraza de ‘árbitro’ de las normas internacionales, utilizando la llamada ‘antorcha’ de las normas para iluminar a los demás, ignorando su propia ‘oscuridad'”.

EE.UU. no está capacitado para hablar de normas en absoluto. En opinión de EE.UU., las normas internacionales siempre han estado subordinadas a sus propios intereses y a su hegemonía, y a los que le sirven. EE.UU. utiliza las normas como base cuando están en consonancia, y las trata como aire cuando no lo están”, subrayó. También apuntó que Washington es el “maestro de la diplomacia coercitiva” y “ha colocado el derecho interno por encima del derecho y las normas internacionales, imponiendo sanciones unilaterales ilegales y jurisdicción de largo alcance de forma indiscriminada”.

Situación en Xinjiang

Al mismo tiempo, Zhao respondió a las afirmaciones de Blinken de que en Xinjiang, donde viven varios grupos étnicos minoritarios, “continúan el genocidio y los crímenes contra la humanidad” y que el Gobierno chino ha puesto condiciones, restringido y manipulado la reciente visita al gigante asiático de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien visitó la región.

“Frente a los hechos y la verdad, todas las mentiras y rumores relacionados con Xinjiang son contraproducentes”, dijo. “EE.UU. hizo la vista gorda ante la verdad de Xinjiang, hizo oídos sordos y sacó a la luz las mentiras y los rumores que se han expuesto innumerables veces, repitiendo la misma vieja melodía y difamando y atacando a China”, agregó. También apuntó que “fue EE.UU. el que insistió en la visita de Bachelet a China, y fue EE.UU. el que puso varias condiciones para la visita de Bachelet a China, ahora es EE.UU. el que ataca y desacredita la visita de Bachelet”.

Zhao señaló que a Washington “no le importa en absoluto la situación de los derechos humanos, solo quiere usar los derechos humanos como un pretexto para calumniar, reprimir y contener a China”. “La hipocresía y la conspiración política de EE.UU. han sido vistas claramente por el mundo durante mucho tiempo”, subrayó.

Fuente: RT

Leave a Reply

Your email address will not be published.