El primer ministro Justin Trudeau y el jefe de la Nación Siksika, Ouray Crowfoot. Jeff Mcintosh / www.globallookpress.com

El reclamo de la Nación Siksika se inició en 1910, pero no fue hasta 1960 que fue presentado en la corte.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y el jefe de la Nación Siksika, Ouray Crowfoot, firmaron este jueves, en la provincia de Alberta, un acuerdo para compensar financieramente la apropiación indebida de tierras de este grupo indígena por parte de administraciones anteriores, comunicó la oficina del primer ministro.

Según el documento, se pagarán alrededor de 1.300 millones de dólares canadienses (1.033 millones de dólares estadounidenses) como parte del acuerdo para resarcir los errores cometidos por el Gobierno de Canadá, cuando rompió el convenio conocido como ‘Tratado Blackfoot’, hace más de un siglo, para adueñarse de las tierras de la reserva de la Nación Siksika, las cuales terminaron vendidas a colonos canadienses.

“Hoy, reparamos un error del pasado cometido por el Gobierno de Canadá”, expresó Trudeu, quien aseguró que “este acuerdo es la culminación de más de 60 años de incesante defensa y liderazgo por parte de la Nación Siksika, cuyo pueblo ha luchado para corregir este error histórico”. Además, indicó que esto constituye “una oportunidad para mirar hacia adelante”, en pro de construir de manera conjunta “un futuro mejor”, basado “en el diálogo, la asociación y el respeto de nación a nación”.

Por su parte, Crowfood aseveró que “Canadá está corrigiendo un error cometido hace más de un siglo”, cuando se apropió “ilegalmente” de alrededor de más de 46.000 hectáreas pertenecientes a la Nación Siksika, además de “otros actos ilegales”. “Ahora que este caso se ha resuelto, la compensación del acuerdo puede ayudar a Siksika a desarrollar una verdadera soberanía financiera y brindar más oportunidades a nuestra gente”, comentó.

Hace 112 años comenzó el reclamo 

El reclamo por la apropiación indebida de las tierras se inició en 1910, pero no fue hasta 1960 que fue presentado en la corte. En el 2008 se iniciaron las conversaciones para resolver el asunto fuera de los tribunales y en abril pasado ambas partes firmaron un acuerdo.

En enero de este año, Ottawa acordó pagar casi 31.500 millones de dólares para resolver demandas colectivas presentadas por las familias indígenas, que fueron apartadas de sus hijos, debido a su situación de riesgo social.

De acuerdo con datos oficiales, unos 150.000 niños indígenas fueron separados de sus familias desde 1991. Asimismo, unos 6.000 niños puestos bajo custodia estatal en escuelas residenciales especiales murieron, en su mayoría por desnutrición, enfermedades o negligencia.

Fuente: RT

Leave a Reply

Your email address will not be published.