Por solicitud del Ministerio Público, el tribunal también sentenció al acusado a pagar una indemnización de 200 mil pesos a favor de la víctima

SANTIAGO (República Dominicana).- Por los cargos de violencia de género, violación sexual y abuso sexual y psicológico, además de robo agravado en perjuicio de una menor de edad, el Tercer Tribunal Colegiado de aquí condenó a un hombre a cumplir 20 años de reclusión.

Los jueces José Rafael de Asís, Deyanira Méndez y Yasmín de los Santos acogieron en su totalidad la solicitud del Ministerio Público de imponer la condena de 20 años y una indemnización de 200 mil pesos a favor de la víctima.

El representante del Ministerio Público, Juan Elías Pérez, indicó que los tipos penales bajo los cuales se sometió al escrutinio judicial a Pascal Mitil consisten en violación a los artículos 309-1, 331, 379, 382 y 383 del Código Penal Dominicano.

El litigante dijo, además, que el acusado transgredió el artículo 396, literales A, B y C, del Código para el Sistema de Protección y los Derechos Fundamentales de Niños, Niñas y Adolescentes, así como la Ley 24-97, de Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales, que establece sanciones contra la violencia de género, la violación sexual y el abuso sexual y psicológico en perjuicio de una menor de edad.

En lo que se constituyó como un crimen seguido de otro crimen, Mitil, de nacionalidad haitiana, también cometió robo agravado, por cuanto despojó a la víctima de su teléfono celular y 1,000 pesos en efectivo.

El desglose de los hechos, que tuvieron lugar el 25 de junio de 2018, refiere que el procesado interceptó a la víctima, de 17 años de edad, en una tienda del centro de la ciudad, donde la contaminó con un alucinógeno extraído de una planta conocida como “burundanga”, lo que la invalidó de su voluntad y conciencia.

El expediente establece con minucioso detalle que, junto a un tercero, el hoy condenado condujo a la víctima a su casa, para hacerla buscar dinero, y más tarde la llevó a un hotel donde ambos la violaron sexualmente.

La menor, que luego fue liberada por los malhechores, reveló los hechos al diácono de la Iglesia de su comunidad, quien lo comunicó a sus padres.

El Ministerio Público probó la comisión de los delitos, basándose en el pliego de elementos probatorios que acumuló contra el imputado, incluyendo la evaluación médico forense que arrojó positivo a las muestras de semen del acusado.

SAN JUAN (República Dominicana).- El Tribunal Colegiado de esta jurisdicción condenó a 10 años de reclusión a un hombre que violó sexualmente a una niña de 11 años, en un hecho ocurrido en el sector La Mina del municipio Bohechío.

Los jueces Dante Almonte, Diógenes Dámaso y Luis Marte dictaron la pena contra Guancho Pinales Presinal (Juanyi), por incurrir en abuso físico, psicológico y sexual en perjuicio de la menor de edad.

La fiscal investigadora Danelys Medina, titular de la Unidad de Atención a Víctimas de Violencia de Género, Intrafamiliar y Delitos Sexuales, presentó en el juicio de fondo pruebas suficientes para demostrar la responsabilidad del procesado, quien fue denunciado por los padres de la víctima.

De acuerdo con la acusación formulada por el Ministerio Público, el hoy condenado aprovechó que la niña iba de camino a un colmado y la entró con violencia a una casa en construcción, donde, cuchillo en mano, cometió la violación sexual.

El órgano de la acusación atribuyó a estos hechos la calificación de violación del artículo 331 del Código Penal, modificado por la Ley 24-97, y el 396, letras A, B y C, de la Ley 136-03, que crea el Sistema de Protección y los Derechos Fundamentales de Niños, Niñas y Adolescentes.

SANTO DOMINGO (República Dominicana).- El Tercer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional impuso una condena de 10 años de prisión contra un hombre que abusó sexualmente de una adolescente de 13 años.

Humberto Ogando Ogando fue declarado culpable de abuso sexual recurrente contra la menor de edad, de quien se omite el nombre para su protección.

Las juezas Arlín Ventura y Milagros Ramírez dispusieron que el procesado cumpla la pena en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres, en San Cristóbal.

Durante las audiencias, la fiscal litigante Elaine Soto sustentó la acusación con pruebas testimoniales, documentales y periciales, así como la declaración de la víctima obtenida mediante el procedimiento de Cámara Gesell, evaluadas por las juezas para dictar sentencia.

En torno a los hechos, el expediente acusatorio instrumentado por la Fiscalía del Distrito Nacional establece que el condenado aprovechaba que la adolescente estuviera sola para agredirla sexualmente, además de amenazarla con hacerle daño a su familia si ella lo delataba.

En la calificación del caso, el Ministerio Público sostuvo que el hoy condenado violó varios artículos del Código Penal y de la Ley 136-03, que instituye el Código para el Sistema de Protección y los Derechos Fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *