Anna Moneymaker / Gettyimages.ru

Los jueces federales han puesto fin a las garantías constitucionales que protegían el derecho de las mujeres a abortar y que estaban vigentes desde hacía casi 50 años.

La Corte Suprema de Estados Unidos ha anulado este viernes la vigencia del histórico caso Roe contra Wade de 1973, en el que la misma instancia judicial reconocía que la Constitución del país protege la libertad para interrumpir el embarazo. El fallo pone fin a las garantías constitucionales que durante casi 50 años amparaban a las mujeres en EE.UU. para poder abortar.

La decisión podría conducir a la prohibición del aborto en, aproximadamente, la mitad de los estados de la nación. Según estadísticas analizadas por AP, la derogación va a afectar de forma desproporcionada a las mujeres de las minorías, que tienen ya de por sí un acceso limitado a la atención sanitaria.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *