Manifestante indígena caminan en la tercera semana de protestas, en Quito, 27 de junio de 2022 Franklin Jacome / Agencia Press South / Gettyimages.ru

El presidente de la Conaie, Leonidas Iza, llamó a crear una comisión independiente que investigue el hecho y dar continuidad al diálogo.

Este martes estaba previsto que se llevara a cabo una segunda reunión entre el Gobierno de Ecuador y el movimiento indígena que desde el pasado 13 de junio mantiene un paro nacional en el país suramericano; sin embargo, los representantes del Ejecutivo no se presentaron.

El presidente de la Asamblea Nacional, Virgilio Saquicela, quien logró un primer encuentro entre las partes el lunes, informó este martes, tras dos horas de retraso para la reinstalación del diálogo, que la delegación del Gobierno no se presentarían, puesto que están analizando “la tragedia que se ha suscitado el día de ayer en horas de la noche y en horas de la madrugada de hoy en el oriente ecuatoriano, respecto del fallecimiento de un hermano militar”.

La ausencia de los representantes del Ejecutivo no fue bien recibida por el movimiento indígena. El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza, dijo que “esto pareciera ser un pretexto para que se rompa esta mesa de diálogo”.

Recordó que del lado de los manifestantes hay “seis fallecidos” y no han puesto “condicionantes” para participar en la mesa de diálogo.

Iza en ritual indígena previo al intento fallido de retomar diálogo con el Gobierno, 28 de junio de 2022Twitter @CONAIE_Ecuador

Iza propuso la creación de una comisión independiente, con miembros de organizaciones de derechos humanos, para que investigue el hecho ocurrido en la Amazonía en el que murió ese militar y mientras avanza la investigación se pueda continuar con el diálogo.

El incidente y las versiones contradictorias

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, confirmó la muerte del sargento José Chimarro. De acuerdo con el funcionario, el hecho se registró en Shushufindi, en la provincia de Sucumbíos, en la Amazonía ecuatoriana, al nororiente de Ecuador.

Carrillo detalló que “manifestantes violentos” atacaron a un convoy que transportaba combustible y se enfrentaron a agentes de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional. “También dejó policías y militares heridos”, añadió.

Desde el Ministerio de Defensa, mediante un comunicado, señalaron que el convoy se trasladaba desde la Refinería de Shushufindi hasta el Bloque Petrolero ITT y al llegar al sector 18 de noviembre “grupos armados al margen de la ley bloquearon y atacaron con armas de fuego al personal miliar y policial”. Detallaron que hubo 12 heridos, siete de las Fuerzas Armadas y cinco de la Policía Nacional.

“Otro estallido violento de la Conaie, la antítesis del Estado de derecho. La degradación conlleva a que pocos quieran imponer su voluntad. Una sociedad que no reacciona con la administración de justicia está condenada a vivir sufrimientos permanentes”, mencionó Carrillo.

Iza, por su parte, ofreció otra versión de los hechos. Según el titular de la Conaie, el incidente se registró cuando un “convoy”  fue a “atacar en las zonas donde estaban compañeros activando” sus protestas.

“Ahora se posiciona a nivel mundial que los manifestantes atacaron. Por favor, no podemos seguir viviendo en una política de mentiras”, enfatizó.

Señaló que “fue un ataque brutal” y por ello insistió en la conformación de una comisión independiente para investigar los hechos.

El diálogo

El diálogo entre el movimiento indígena y el Gobierno de Ecuador se instaló el lunes en la Basílica del Voto Nacional en Quito, con la presencia de representantes de las cinco funciones del Estado: Ejecutiva, Legislativa, Judicial, Electoral y Ciudadana; así como de la Iglesia.

En ese primer encuentro, el Gobierno aceptó derogar el Decreto 95, emitido por Lasso el año pasado, en el que se expidió la política de hidrocarburos y un “Plan de Acción Inmediato” para el desarrollo del sector hidrocarburífero; siendo este uno de las exigencias del movimiento indígena.

Sin embargo no se alcanzó un acuerdo respecto a la reducción y congelación de los precios de los combustibles. Pese a que el Ejecutivo anunció una disminución de 10 centavos de dólar el pasado domingo, el movimiento indígena insistió en su demanda inicial.

Esa demanda es Congelar el galón de diésel a 1,50 dólares y la gasolina extra y ecopaís a 2,10; y entrar en el proceso de focalización a los sectores que necesitan subsidio: agricultores, campesinos, transportistas, pescadores, entre otros.

Con el anuncio de Lasso, el galón de diésel apenas bajó de 1,90 a 1,80 dólares; mientras que las gasolinas extra y ecopaís pasaron de 2,55 a 2,45.

Fuente: RT

Leave a Reply

Your email address will not be published.