Telegram @TRO_DPR

El testimonio del abuelo de la menor fallecida de 10 años ofrece algunos detalles de la tragedia.

VIDEO

La muerte de una niña de 10 años en el centro de la capital de la República Popular de Donetsk el 5 de julio probablemente fue infligida por una pieza de artillería autopropulsada de fabricación francesa, informó un periodista desde el territorio. Se cree que detrás del ataque estuvo un obús Caesar de 155 milímetros, especificó la fuente en Telegram.

“Mi nieta fue destrozada en tres pedazos”, relató el abuelo de la menor, al precisar que el ataque sucedió frente a su casa. “Todo está manchado de sangre”, comentó el hombre. La niña permanecía afuera en un banco y cuando corrió a casa para peinarse, el proyectil la impactó y en el lugar quedaron solo sus pantuflas.

Los testigos aseguran que las partes dispersas del cuerpo de la víctima fueron recogidas a lo largo de todo el jardín.

La trágica muerte fue una de las varias ocurridas en la RPD en los últimos tres días. El 6 de julio, otro ataque del Ejército ucraniano mató a tres niños y dejó a otros tantos heridos en la ciudad de Makéyevka, al noreste de Donetsk.

El presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, afirmó anoche durante su mensaje grabado a la nación que las piezas de artillería suministradas por Occidente por fin empezaron a demostrar su eficacia. “Finalmente, se siente que la artillería occidental, las armas que recibimos de nuestros socios, empezaron a funcionar con mucha fuerza. Su precisión es exactamente lo que necesitábamos, expresó el mandatario.

Leave a Reply

Your email address will not be published.