Imagen ilustrativa GFC Collection / Legion-Media

La planta consiste en 169 paneles reflectantes que redirigen y concentran la radiación solar en un reactor.

Científicos del Instituto Federal Suizo de Tecnología en Zúrich (ETH Zúrich) han desarrollado un sistema de producción de combustible para aviones sin emisiones de carbono que proviene de una torre alimentada por energía solar.

El innovador proyecto facilita el proceso de conversión de agua (H2O) y dióxido de carbono (CO2) en hidrocarburos líquidos como el queroseno.

“Somos los primeros en demostrar toda la cadena de procesos termoquímicos, desde el agua y el CO2 hasta el queroseno, en un sistema de torres solares totalmente integrado”, señaló Aldo Steinfeld, uno de los autores del proyecto.

La investigación, que se publicó este miércoles en la revista científica Joule, muestra por primera vez la cadena de procesos que producen combustibles de hidrocarburos a partir de la luz solar concentrada y el aire ambiental en condiciones de campo reales en un sistema de refinería solar montado en el techo del Laboratorio de Máquinas ETH.

Un reactor solar de alta temperatura divide el CO2 y el H2O extraídos directamente del aire y produce gas de síntesis, una mezcla específica de H2 y CO, que finalmente se procesa en hidrocarburos líquidos como metanol o queroseno.

“La cantidad de CO2 emitida durante la combustión de queroseno en un motor a reacción es igual a la consumida durante su producción en la planta solar”, explica Steinfeld, lo que “hace que el combustible sea neutro en carbono”, especialmente al utilizar CO2 capturado directamente del aire como ingrediente.

Según los investigadores, el queroseno producido por energía solar, o combustible para aviones, es totalmente compatible con la forma actual en que se almacena, distribuye y utiliza el combustible en el motor de un avión. Además, agregan que pueden mezclarlo con queroseno de origen fósil.

Este sistema forma parte del proyecto ‘Sun-to-Liquid’ de la Unión Europea, que tiene como objetivo encontrar alternativas sintéticas a los combustibles derivados de fósiles.

La planta de producción de energía solar consiste en 169 paneles reflectantes que redirigen y concentran la radiación solar en un reactor en la parte superior de la torre.

Leave a Reply

Your email address will not be published.