El expresidente de Paraguay Horacio Cartes Demétrius Abrahão / AFP

El líder del Partido Colorado ya había sido sancionado en julio por su presunta participación “en importantes actos de corrupción”.

Un informe elaborado por el Servicio de Investigación del Congreso de EE.UU. señala al expresidente paraguayo Horacio Cartes por delitos de corrupción, narcotráfico y lavado de dinero, informó el periódico Última Hora

El documento, fechado el 6 de setiembre de 2022, lleva como título ‘Paraguay: una visión general’, y ha sido escrito por June S. Beittel, analista de asuntos de Latinoamérica para el Parlamento norteamericano. 

Según reveló el periodista Leonardo Gómez Barniga, el texto al que pudo acceder indica que, desde 2013, Horacio Cartes tenía acusaciones de participación en lavado de dinero, tráfico de narcóticos y “corrupción significativa”. 

El documento, de solo dos páginas, difiere de un informe anterior, que data de 2017, en el que se destaca la labor del expresidente por sus políticas para “alentar la inversión extranjera y promover una mayor estabilidad económica, al tiempo que contrarresta la corrupción y busca aumentar la transparencia”. 

En ese momento, Cartes, quien gobernó Paraguay entre 2013 y 2018, era considerado un aliado estratégico de la Casa Blanca en la región. Solo se mencionaba entonces que el jefe de Estado era un “magnate multimillonario del tabaco”

Pero la valoración de Washington para con el líder del Partido Colorado cambió. Ya en julio de este año, Cartes fue sancionado por el Gobierno de EE.UU. por su presunta participación “en importantes actos de corrupción”. 

Cartes utilizó la Presidencia de Paraguay para obstruir una investigación del crimen transnacional que involucraba a su socio. Esto le permitió a Horacio Cartes participar en actividades corruptas, terroristas y otras actividades consideradas ilícitas por EE.UU.”, argumentó el embajador estadounidense en Asunción, Marc Ostfield, en una conferencia de prensa. La sanción implicó para el exmandatario la prohibición de ingreso al país.

Un mes más tarde, la Casa Blanca incluyó al vicepresidente de Paraguay, Hugo Velázquez, también del Partido Colorado, en una lista de personas “significativamente corruptas”. Velázquez anunció que renunciaría al cargo, pero finalmente no lo hizo y desafió al Gobierno de EE.UU. a presentar “pruebas” en su contra. 

Sin embargo, una vocera del Departamento de Estado se negó a brindar detalles alegando que la información podría afectar investigaciones “en curso o futuras”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.