Vladímir Zelenski, presidente de Ucrania. Abaca/Sipa USA / Legion-Media

El presidente ucraniano expuso sus condiciones ante la ONU, en momentos en que el mundo está sufriendo una aguda carencia de fertilizantes.

El presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, declaró este viernes que apoyaría la reanudación de las exportaciones rusas de amoníaco por una tubería que atraviesa Ucrania solo a cambio de prisioneros ucranianos, idea que el Kremlin considera inapropiada.

En una entrevista concedida a Reuters en su oficina presidencial, el mandatario dijo que esa fue su respuesta a una iniciativa de las Naciones Unidas destinada a aliviar el déficit global de fertilizantes, causado por el conflicto en Ucrania y las consecuentes sanciones occidentales impuestas a Rusia, el mayor exportador de fertilizantes antes del conflicto.

“Estoy en contra del suministro de amoníaco de la Federación Rusa a través de nuestro territorio. Sólo lo aceptaría a cambio de nuestros prisioneros. Esto es lo que ofrecí a la ONU”, dijo en la entrevista.

La ONU propuso que el fabricante ruso de fertilizantes Uralchem bombee amoníaco por una tubería que conecta la ciudad de Togliatti (en la región del Volga) con Yuzhny, un puerto en el mar Negro, cerca de Odesa (Ucrania). En la frontera ucraniana el gas sería comprado por Trammo, compañía estadounidense que negocia en materias primas.

El ducto, que tiene una capacidad de 2,5 millones de toneladas de amoníaco al año, fue cerrado tras el inicio de la operación militar rusa en el país vecino, en febrero pasado.

“¿Acaso la gente y el amoníaco son lo mismo?”

Dmitri Peskov, portavoz del presidente ruso, fue preguntado por periodistas acerca de si Moscú estaría dispuesta a considerar la propuesta de Zelenski. “¿Acaso la gente y el amoníaco son lo mismo?“, respondió.

Mientras tanto, la ONU está discutiendo con Estados Unidos y la Unión Europea la suavización de las sanciones antirrusas en lo que se refiere a alimentos y fertlizantes, según dijo el secretario general de la organización, António Guterres. La crisis energética ha afectado en 70 % las capacidades de producción de amoníaco en Europa.

VIDEO

Leave a Reply

Your email address will not be published.