El entonces ministro de Justicia chino, Fu Zhenghua, en Pekín (China), el 12 de marzo de 2019. Xinhua / Sipa USA / Legion-Media

Según los fiscales, Zhenghua habría aceptado sobornos por más de 16 millones de dólares, además de haber protegido a su hermano menor, acusado de delitos graves mientras ejercía como funcionario público en Pekín.

El exministro de Justicia chino, Fu Zhenghua, fue condenado este jueves por su país a pena de muerte por cargos de corrupción y abuso de poder con un aplazamiento de dos años. No obstante, la sentencia podría ser conmutada por cadena perpetua, informó la agencia estatal Xinhua.

Según los fiscales, Zhenghua habría aceptado sobornos por más de 117 millones de yuanes (unos 16,7 millones de dólares) en varios cargos que ocupó entre 2005 y 2021. Además, se le acusa de proteger a su hermano menor de una investigación y enlucimiento por sospecha de delitos graves, mientras ejercía como jefe de la Oficina de Seguridad Pública Municipal de Pekín (2014-2015).

Luego de varias investigaciones, el exfuncionario, quien se desempeñó como ministro de Justicia de 2018 a 2020, cayó bajo sospecha en octubre pasado por “violaciones graves de la disciplina y de las leyes nacionales”.

En el marco de la decisión tomada por hoy por el Tribunal Popular Intermedio de Changchun (provincia de Jilin), Zhenghua fue privado de sus derechos políticos de por vida y todos sus bienes fueron confiscados. Los jueces resaltaron que los crímenes del acusado causaron una gran pérdida para los intereses del Estado y el pueblo. No obstante, accedieron a otorgarle una sentencia indulgente por confesar, mostrar arremetimiento por sus crímenes y cooperar en la devolución de las ganancias fraudulentas.

Una vez que la sentencia sea conmutada a cadena perpetua, no se le otorgará ninguna reducción adicional ni libertad condicional, subrayaron las autoridades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *