Ministerio de Defensa de la Federación de Rusia / AP

En agosto, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaró que una guerra nuclear “no debe librarse nunca”.

El Gobierno de EE.UU. tiene un plan para reaccionar ante el supuesto uso de armas nucleares por parte de Rusia, declaró el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, en una entrevista con CBS publicada este domingo.

“Es muy importante que Moscú nos escuche y sepa que las consecuencias [del uso de armas nucleares] serían horribles. Y lo hemos dejado muy claro”, aseveró Blinken. 

El alto diplomático subrayó que no revelará detalles del plan, pero destacó que “cualquier uso de armas nucleares tendría efectos catastróficos para, por supuesto, el país que las usara, pero también para muchos otros”. 

Asimismo, el secretario de Estado de EE.UU. instó a Rusia a evitar una mayor escalada del conflicto en Ucrania y retirar sus tropas de la zona. “Si Rusia deja de luchar, la guerra termina. Si Ucrania deja de luchar, Ucrania termina“, aseveró. 

En agosto, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaró que en una guerra nuclear “no podrá haber ganadores” y “no debe librarse nunca“. El mandatario recalcó que Moscú sigue cumpliendo “de forma sistemática” con “el espíritu y la letra” del Tratado de No Proliferación Nuclear (NPT, por sus siglas en inglés). 

Además, recientemente, el mandatario ruso denunció que varios políticos de la OTAN amenazan con utilizar armas nucleares contra Rusia y recurren al “chantaje nuclear”. “Se trata no solo de ataques contra la central nuclear de Zaporozhie, alentados por Occidente, lo que amenaza con una catástrofe nuclear, sino las declaraciones de algunos representantes de alto rango de los principales Estados de la OTAN sobre la posibilidad y la admisibilidad del uso de armas destrucción masiva, armas nucleares, contra Rusia”, indicó. 

  • La doctrina militar rusa estipula que el país se reserva el derecho de recurrir a su arsenal nuclear en respuesta a una agresión contra su territorio y/o contra sus aliados con el uso de armas nucleares u otros tipos de armas de destrucción masiva. Asimismo, el documento prevé una reacción similar ante un ataque con armas convencionales si la existencia del Estado estuviera en peligro. La decisión final recae sobre el mandatario del país.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *