Captura de pantallaTwitter / Radeksikorski

Las autoridades de algunos países europeos sugieren que la situación habría sido ocasionada por un acto de sabotaje.

Un eurodiputado polaco ha agradecido a Estados Unidos por las averías y fugas de gas que se registraron el lunes en tres líneas del sistema de gasoductos Nord Stream, una ruta importante del combustible ruso a Europa por el fondo del mar Báltico.

En medio de crecientes sospechas de que las emergencias no serían accidentes sino el resultado de un acto de sabotaje, el excanciller polaco y actual diputado del Parlamento Europeo, Radoslaw Sikorski, escribió en su cuenta de Twitter: “Como decimos en polaco, una pequeña cosa, pero mucha alegría“.

El político también retuiteó un video de inicios de febrero en el que el presidente estadounidense, Joe Biden, amenazó con acabar con el Nord Stream 2, proyecto finalizado el año pasado pero congelado por influencias políticas en la UE. “Si Rusia invade [Ucrania]… entonces ya no habrá Nord Stream 2. Le pondremos fin”, aseguró el mandatario.

Gracias, EE.UU.“, escribió Sikorski en otro tuit junto a una foto en la que se aprecia la magnitud de la fuga de gas técnico en la superficie del Báltico.

Tras las publicaciones del eurodiputado polaco, Moscú emitió su punto de vista. “¿Es una declaración oficial de un ataque terrorista?”, preguntó la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, en su cuenta de Telegram.

Mientras, el primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, dijo que Varsovia se aferra a la versión de un “sabotaje” e insinuó que Rusia podría estar involucrada. Morawiecki calificó la situación con los gasoductos como “la siguiente etapa en la escalada de la situación a la que nos enfrentamos en Ucrania”.

Potentes explosiones submarinas

Las estaciones sismológicas de Suecia y Dinamarca registraron potentes explosiones submarinas en la misma zona del Báltico donde se produjeron las fugas de gas del Nord Stream 1 y del Nord Stream 2, reportó el canal sueco SVT, que recogió el testimonio de un directivo de la Red Sísmica Nacional de Suecia (SNSN).

El organismo detectó el lunes dos explosiones diferentes, una de las cuales generó un sismo de magnitud 2,3 que fue registrado en hasta 30 estaciones de medición del sur de Suecia. La primera se detectó a las 2:03 de la madrugada y la segunda a las 19:04.

Por su parte, las Fuerzas Armadas de Dinamarca publicaron un video que muestra la magnitud de las fugas.

Sospechas de “acciones deliberadas”

La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, declaró este martes, citada por la prensa local, que su Gobierno cree que las fugas son el resultado de “acciones deliberadas” y no “de un accidente”. “Todavía no hay información que indique quién puede estar detrás de esta acción”, añadió.

Por su parte, el ministro de Energía, Dan Jorgensen, subrayó que el tamaño de las oquedades en las tuberías afectadas indica que las fugas no pudieron haber sido causadas por un hecho accidental, como, por ejemplo, el golpe de un ancla.

La primera ministra de Suecia, Magdalena Andersson, coincidió en señalar que las fugas se produjeron “muy probablemente” debido a “un acto de sabotaje“. En cuanto a la canciller sueca, Ann Linde, resaltó que las fugas fueron el resultado de “detonaciones“. 

VIDEO

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *