Una central eléctrica en Toscana, en el norte de Italia. Franco Origlia / Gettyimages.ru

Expertos chinos indican que las empresas energéticas estadounidenses se valen de la situación actual para “enriquecerse”, mientras Europa se muestra incapaz de gestionar la crisis actual como una potencia fuerte y sólida.

La Unión Europea se prepara para una agudización de la crisis energética, a medida que se agrava el conflicto entre Rusia y Ucrania, mientras EE.UU. intenta valerse de los altos precios de la energía para debilitar la economía europea, escribe el diario chino Global Times.

Los elevados precios energéticos crearán una división en Occidente, mientras las empresas energéticas estadounidenses utilizan la situación actual para “enriquecerse”, sostiene Wang Yiwei, director del Instituto de Asuntos Internacionales de la Universidad Renmin de China.

Según el artículo, la compra por la UE de energía a EE.UU. a un precio extremadamente alto, en comparación con lo que sería un acuerdo comercial normal, genera una situación inestable, forzada por la crisis geopolítica. En este sentido, la UE debería centrarse en diversificar su dependencia energética en favor de otros países, en lugar de vincularse demasiado a Estados Unidos, subraya el texto.

Asimismo, Bruselas solo será capaz de garantizar una paz y un desarrollo sostenibles si apuesta por la solidaridad y la independencia en la elaboración de políticas. En este sentido, expertos chinos creen que los líderes de la UE deberían reflexionar sobre el futuro de las relaciones entre Europa y Estados Unidos.

Wang Yiwei cree que cada vez más industrias manufactureras saldrán de Europa y “se trasladarán a Asia y a América”, debido al empeoramiento de la crisis en Ucrania. 

“Ahora, gracias a las subvenciones gubernamentales, la vida cotidiana de la gente corriente no experimenta grandes cambios, pero a largo plazo, las elevadas deudas y el debilitamiento de la fuerza nacional acabarán afectando a los medios de vida de la población del continente”, pronostica el experto chino.

Según reza el artículo, las élites europeas comprenden la estrategia de Estados Unidos de utilizar la crisis entre Rusia y Ucrania para debilitar a la UE, que es su principal competidor económico. Sin embargo, las divergencias internas hacen que Europa sea incapaz de gestionar la crisis como una potencia fuerte y sólida.

Cui Hongjian, director del Departamento de Estudios Europeos del Instituto de Estudios Internacionales de China, considera que la UE se percata de que la hegemonía estadounidense se está reduciendo. “Por eso la UE busca una mayor diversificación de los suministros energéticos de África y Oriente Medio“, señala el experto.

La publicación recuerda que Europa y China tienen muchas perspectivas de cooperación en el campo de las nuevas energías, teniendo en cuenta la demanda del mercado europeo y la capacidad de producción de China. Sin embargo, algunos miembros de la UE tienen diferentes motivaciones y se comportan de manera dispar en sus relaciones con China, lo que impide el logro del entendimiento mutuo.

VIDEO. Alemania dice que EE.UU. se aprovecha del conflicto en Ucrania e impone precios “astronómicos” al gas — Video | VK

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *