Imagen ilustrativa Shutterstock

“La semana pasada fue un momento increíblemente desafiante y estresante para nuestra industria” admitió Gemini en relación con los efectos de la quiebra de FTX.

Las consecuencias del colapso de la criptobolsa FTX provoca que más empresas de la industria se enfrenten a graves problemas de liquidez. En ese contexto, la plataforma de criptomonedas Gemini sufrió una avalancha de retiros de fondos y se vio obligada a suspenderlos temporalmente.

La compañía anunció este miércoles que detendría los retiros en las cuentas Earn, las cuales generan intereses, después de que su socio, el banco de inversión de criptodivisas Genesis, congelara los retiros de efectivo.

“La semana pasada fue un momento increíblemente desafiante y estresante para nuestra industria. Nos decepciona que el acuerdo de nivel de servicio del programa Earn no se vaya a cumplir, pero nos anima el compromiso de Genesis y de su empresa matriz, Digital Currency Group, de hacer todo lo que esté en su mano para cumplir sus obligaciones con los clientes en el marco del programa Earn”, comunicó este miércoles Gemini.

Posteriormente, en el mismo día, la plataforma informó a sus clientes que los fondos estaban disponibles para ser extraídos en cualquier momento.

No obstante, según los datos de la plataforma de análisis de ‘blockchain’ Nansen, en las últimas horas se retiraron de Gemini un total de 570 millones de dólares. 

Previamente, el ‘exchange’ argentino Quantia suspendió los retiros de fondos luego de reconocer que no estaba “en condiciones de operar normalmente” por la situación de su proveedor FTX.

¿Qué ocurrió con FTX?

La semana pasada, FTX Group, que abarca a unas 130 empresas filiales, incluidas FTX Trading, FTX US y Alameda Research, registró retiros por unos 6.000 millones de dólares en tan solo 72 horas. Debido a sus problemas de liquidez, FTX firmó un acuerdo no vinculante con su rival Binance para la venta de FTX.com, su filial no estadounidense, con lo que esperaba solucionar la crisis.

Sin embargo, debido a las diversas irregularidades en FTX que se dieron a conocer en los últimos días, Binance renunció a dicho acuerdo.

En vista de tal situación, FTX inició el procedimiento para declararse en bancarrota el 11 de noviembre, cayendo su valoración de unos 32.000 millones de dólares a la quiebra en cuestión de días. En su petición de bancarrota, FTX Trading aseguró tener entre 10.000 y 50.000 millones de dólares en activos y entre 10.000 y 50.000 millones de dólares en pasivos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *