Metin Aktas / Anadolu Agency / Gettyimages.ru

“Si telegrafiáramos nuestros planes en las redes sociales y en la televisión, no lograríamos nada”, afirmó Mijaíl Zabrodski, excomandante de las fuerzas de asalto aéreo de Ucrania.

Ucrania estuvo preparando una operación destinada a recuperar el año que viene el control sobre la península de Crimea, que se unió a Rusia en 2014 tras un referéndum popular.

“Si telegrafiáramos nuestros planes en las redes sociales y en la televisión, no lograríamos nada”, afirmó Mijaíl Zabrodski, excomandante de las fuerzas de asalto aéreo ucranianas, citado por The Economist

Según sus palabras, Ucrania planeaba adherir Crimea para 2023. Sin embargo, el militar, quien afirma seguir estando cerca del proceso de planificación militar en Kiev, no informó acerca de las fechas concretas en las que podría comenzar operación.

Zabrodski aseguró que los especialistas ucranianos han ideado tácticas que, en su opinión, podrían funcionar y que a la vez excluyen un “ataque frontal sin sentido” contra la península. Entre las posibilidades “interesantes” se incluye un ataque combinado de tropas terrestres, desembarcos marítimos y asaltos aéreos, aunque tampoco se descarta el uso de drones. 

“Sorprenderemos a la gente, y muchas veces, de nuevo”, prometió el excomandante. 

A su vez, expertos militares advierten que los intentos de Kiev por recuperar territorios cuyos residentes votaron a favor de su incorporación a Rusia podrían generar serias confrontaciones y grandes pérdidas de vidas humanas. “Existe una posibilidad real de que las cosas terminen en un baño de sangre. Esa es una operación que Ucrania no necesita”, sostuvo Andréi Rizhenko, un capitán retirado de la Armada, nacido en Crimea. 

Por su parte, un analista del Instituto Nacional de Estudios Estratégicos de Ucrania, Nikolái Bielieskov, señaló que el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski, ahora puede sentirse “acorralado” por su promesa a restablecer control sobre la península. Y “un intento de volver a poner a Crimea bajo el dominio ucraniano sería un esfuerzo militar costoso y provocaría divisiones con aliados que no puede permitirse alienar”, concluye el medio. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *