El expresidente de El Salvador Mauricio Funes. Twitter @FGR_SV

La Fiscalía argumenta que el exmandatario pactó durante su gobierno una tregua con las pandillas.

La Justicia de El Salvador ordenó la captura del expresidente Mauricio Funes (2009-2014) para que sea sometido a juicio por la tregua que supuestamente llevó a cabo su gobierno con las pandillas en 2012.

“Finaliza la audiencia preliminar y se ordena que Mauricio Funes enfrente juicio por pactar con pandillas. Se le ha declarado rebelde y se gira orden de captura en su contra”, anunció el fiscal general del Estado, Rodolfo Delgado.

El Juzgado Especializado de Instrucción A1 de San Salvador tiene pendiente fijar la fecha del juicio.

En un comunicado, la Fiscalía explicó que de acuerdo a las investigaciones, Funes otorgó beneficios a pandilleros que se encontraban en prisión, entre ellos, el traslado de líderes de la pandilla del Centro Penal de Zacatecoluca a otras cárceles de menor seguridad.

Asimismo, añadió que el expresidente permitió el acceso de electrodomésticos a los centros penales, la utilización de celulares, el ingreso de comida rápida y facilitó reuniones entre pandilleros que se encontraban en libertad con los cabecillas que estaban recluidos. 

La Corte Suprema de Justicia declaró en 2015 a las pandillas “grupos terroristas”.

Funes, que obtuvo la ciudadanía nicaragüense, se enfrenta a otras acusaciones en El Salvador, entre las que destaca una supuesta malversación de más de 351 millones de dólares durante su gobierno.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *